Podem BCN - Una eina al servei de la ciutadania

La corrupción como sistema, la transparencia como objetivo

En los últimos años estamos asistiendo al más lamentable espectáculo de degradación institucional de nuestra historia reciente. Todo ello focalizado principalmente en escandalosos casos de corrupción, lo que ha llevado a la ciudadanía a una desconfianza en el funcionamiento del sistema. Esta sucesión de corruptelas se expande por distintos estamentos. Tramas financieras como el reciente caso de Bankia, con sus tarjetas black, en el que se vieron inmersos los principales partidos estatales y los sindicatos mayoritarios, o el de su salida a bolsa, en la que se enmascararon pérdidas millonarias. Muchos nos preguntamos dónde se encontraban los mecanismos de control del Banco de España o de la CNMV, cómo es posible que esos mismos peritos detectaran dichas pérdidas al ser requeridos en una investigación judicial, pero no antes. Todo ello, con el agravante de los desahucios que se ordenan a diario o esos miles de preferentistas estafados.

En el terreno político, hemos observado esta degradación en casos como el de Luis Bárcenas, que afecta directamente a un Gobierno estatal que se ha dedicado a echar balones fuera y mirar para otro lado. Pero no nos tenemos que ir tan lejos, en Catalunya hemos vivido durante años bajo una “ley de silencio“ por parte de los principales partidos, respecto a la trama de corruptelas de la familia Pujol, ante las cuales Podemos interpuso una querella junto con Guanyem Barcelona, en consonancia con su firme compromiso de acabar con esta lacra que nos afecta a todos. Otros casos importantes de corrupción en Catalunya han sido el caso Pallerols, en el que se ha visto involucrado uno de los principales partidos catalanes, el caso Palau o la trama de corrupción urbanística de Santa Coloma.

Ahora el Gobierno del PP, en un alarde de buen hacer, presume de su nueva Ley de Transparencia y la considera una de las mejores de Europa. Nada más lejos de la realidad, pues como cabía esperar adolece de múltiples limitaciones. Por citar algunas de ellas, la no inclusión de información anterior a 2014, datos de las comunidades autónomas y corporaciones locales, informes de los anteproyectos de ley, informes que aprueban las puertas giratorias, borradores e informes internos, la instauración del silencio negativo administrativo, además de un organismo de supervisión no independiente. En definitiva, se trata del nivel de transparencia que se podía esperar de un partido que acapara los principales escándalos de corrupción.

Es importante que la ciudadanía tome conciencia de lo público, que se consciente de que cuando se roba, no se le provoca perjuicio a una institución como a un ente extraño, sino que nos lo hacen a cada uno. Ya es hora de que defendamos los nuestro. Es ahí precisamente donde nace nuestro compromiso de acabar con estas redes de corrupción que tan hábilmente ha tejido la casta.

e-max.it: your social media marketing partner

Imprimeix Correu-e

Seu Podem Catalunya

Carrer sardenya 176
08013 Barcelona.